Bebés

La obstrucción congénita de la vía lagrimal es una patología muy frecuente en la edad pediátrica, el 20-30% de los recién nacidos puede estar afectado, debido a un desarrollo incompleto de la misma.

Imatge


¿Cómo se manifiesta?

Aunque, en la mayoría de casos no se trata de un problema importante suele causar mucha preocupación en los padres, sobretodo si se asocia a la aparición de conjuntivitis de repetición o, en los casos más graves, a una infección del saco lagrimal.


¿Cómo evoluciona?

Un porcentaje muy elevado de casos se soluciona espontáneamente sin necesidad de practicar ninguna intervención quirúrgica, por eso es recomendable esperar a que el niño cumpla un año de edad para poder valorarlo de nuevo.


¿Cómo se maneja?

Inicialmente aconsejamos masaje en el lagrimal diario, si no mejora y produce infecciones de repetición se recomienda hacer un sondaje del conducto lagrimal.

Para los casos que no responden al sondaje, disponemos de otras técnicas como el cateterismo permanente, la dacrioplastia con balón neumático y la dacriocistorrinostomía.

El sondaje y el cateterismo son procedimientos sencillos y rápidos, realizado por cirujanos oftalmólogos, con una tasa de éxito muy alta.


Si sigues teniendo dudas sobre tu bebé, puedes hacernos llegar tu caso a través de nuestro formulario de consulta on-line, la doctora te responderá lo antes posible, entendemos tu preocupación, pero no debes alarmarte, se trata de una patología bastante común en bebés.

Si prefieres pedir cita con la Dra. Estrella Fernández en Palma de Mallorca, le haremos un examen exhaustivo para que te quedes más tranquilo/a.

Facebook
YOUTUBE
LinkedIn

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!