Blog

La Hialuronidasa, la solución a las complicaciones producidas por el Ácido Hialurónico.

Con mucha frecuencia vienen pacientes a nuestra consulta con problemas de edema e inflamación en párpados y otras partes del rostro, producidos por la inyección previa de ácido hialurónico. Puede ser un calvario para muchos pacientes encontrar un médico que resuelva su problema ya que a veces se confunde con los síntomas de otras dolencias.

Jan Scholz

Jan Scholz

Cómo ya he explicado en otras ocasiones, el ácido hialurónico es uno de los componentes del cuerpo humano, lo producimos de manera natural. Se trata de un mucopolisacárido que tiene la función de proteger las uniones óseas y las articulaciones, también lo encontramos en el cuero cabelludo y los folículos capilares, en los ojos, en los labios y es una de las sustancias clave que dan volumen e hidratación a la piel ya que se trata de una molécula altamente hidrofílica, tiene un gran poder hidratante, es capaz de absorber 1000 veces su peso en agua. Es por tanto el material de relleno sintético más seguro y más utilizado por médicos y cirujanos para corregir pequeñas arrugas y dar volumen al rostro, pómulos, labios y surcos nasogenianos entre otros. El problema surge cuando no se aplica de manera correcta, el ácido hialurónico debe reabsorberse por completo en unos 6-12 meses, si no ocurre así, se crea un edema alrededor del párpado inferior, que puede verse incrementado en mujeres durante el periodo menstrual debido a la retención de líquidos. En la región palpebral puede ocurrir cuando se infiltra el producto en un plano demasiado superficial, por encima del músculo orbicular, provocando edema o inflamación con una coloración violácea. Debemos recordar que existen ácidos hialurónicos con diferentes grados de reticulación o densidad del producto según la zona a tratar. El edema crónico tras el tratamiento se da en mayor medida cuando se ha utilizado un tipo de ácido hialurónico poco reticulado.

Ester Cañadas, asimetría en labios por infiltración de Ácido Hialurónico.

Ester Cañadas, asimetría en labios por infiltración de Ácido Hialurónico.

Mi recomendación es utilizar el tipo de ácido hialurónico adecuado para cada zona a tratar y hacerlo en el plano de infiltración correcto para evitar este tipo de efectos indeseados. Afortunadamente disponemos de una gran solución para corregir estas hinchazones o deformaciones, se trata de una enzima llamada Hialuronidasa, que provoca la hidrólisis del ácido hialurónico, deshaciendo su molécula y resolviendo el efecto secundario del edema. Es tratamiento muy simple que se realiza en consulta y que en la mayoría de casos se resuelve en una sola sesión, haciendo desaparecer el edema y la hinchazón, devolviendo al rostro su estado natural inicial. También usamos Hialuronidasa para combatir otros efectos indeseados de la no correcta utilización de los rellenos de ácido hialurónico, como por ejemplo: · Rostros con efecto de “recauchutado”, esto ocurre cuando se realiza una hipercorrección. Lo podemos encontrar tanto en labios como en párpados y pómulos. En ocasiones, con el fin de tensar la piel, aplican una cantidad de producto excesivo a mi modo de ver, que hace que el rostro pierda cualquier ápice de naturalidad, aunque el efecto no debería durar más de un año, aplicando hialuronidasa evitamos prolongar en el tiempo este efecto tan molesto. · Asimetrías en el rostro, la solución no es poner más rellenos sino la mayoría de las veces el efecto es óptimo retirando parte del producto implantado con hialuronidasa.

Lindsay Lohan, antes y después de un mal tratamiento de relleno.

Lindsay Lohan, antes y después de un mal tratamiento de relleno.

La Hialuronidasa se inyecta en pequeñas cantidades en la zona concreta a tratar y los resultados suelen ser casi inmediatos. Como hemos dicho, se suele resolver en una sola sesión, aunque si fuese necesario se puede repetir un par de semanas después, dejando que el ácido hialurónico se reabsorba en su totalidad y tras un tiempo prudencial se puede volver a infiltrar de manera correcta. Así mismo, yo personalmente prefiero como material de relleno los injertos de células madre mesenquimales y grasa autóloga del propio paciente (Lipoestructura o Lipofilling), así evitamos cualquier rechazo al tratarse de células del propio paciente.

Demi Moore, 51 años de edad.

Demi Moore, 51 años de edad.

Bajo mi punto de vista, el rejuvenecimiento estético debe ir acompañado de unos resultados naturales, el rostro debe recuperar la armonía y la luminosidad sin caer en los excesos artificiales y poco favorecedores. Si tras un relleno con ácido hialurónico no estáis del todo convencidos o tenéis alguno de estos problemas, recordad que tienen solución. Si quieres consultarme tu caso, deja un comentario a continuación o escríbenos aquí.

Show Comments (40)

Facebook
YOUTUBE
LinkedIn

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!